Orgullosos y felices (no iba a ser menos) tras los resultados, os comunicamos que la Familia Plómez ha participado en la 2ª edición del proyecto Fanzine para llevar, organizado por Libros Mutantes. Tinta y sacapruebas en ristre, nos desplazamos hasta La Casa Encendida para asistir a tan peculiar evento.
Mezclados entre artistas plásticos de la talla de Alfredo Rodríguez, la encuadernación La Eriza, Ritxi Ostáriz o SuTurno, planteamos un fanzine autoeditado, eligiendo al detalle la técnica y la temática a tratar. Nuestro taller parecía una fábrica clandestina de producción en cadena como quien huye de la censura. Todo ello para que los asistentes experimentaran in situ cada una de las técnicas personalizadas y convertir así el fanzine en un buen recuerdo que llevarse consigo a sus casas.

Porque todo vale cuando se trata de experimentar, desarrollamos conceptos tan dispares como la cara A: sinvergüenza, mangante, granujas, chorizo, canalla, ladrón, estafador, rufián… para girar y encontrarse una, no menos atípica, cara B: tóxicos/tópicos, bonus/bonos, activos, recortes, riesgo, crash, tsunami, $…

Fuera de todo rigor compositivo y primando la creatividad por encima de todo, los participantes entintaron la forma e hicieron uso, como verdaderos profesionales del medio, de la sacapruebas. ¿El resultado? Nosotros más felices que nadie con nuestro fanzine take away cargadito de arte para todos los públicos. Y, los asistentes al taller, satisfechos de una buena jornada productiva, formativa e interactiva. Compartir nuestro saturnismo es doble placer!!!

Las fotos nos llegan por cortesía de Arturo Laso. Gracias!
Nacho y Roberto haciendo las primeras pruebas
La mecánica es sencilla
La forma bien de tinta
Cara A
Fanzineando