SuperVeloz

Nuestra caja de SuperVeloz ya estaba empezando a coger polvo de nuevo y decidimos darle vidilla con un taller sólo para ella. Y nadie la conoce mejor que Andreu Balius, uno de los responsables de la digitalización de esta mítica tipografía española de posguerra.

El objetivo del taller era pasar de la tipografía digital a la tipografía en plomo y viceversa, explorando las posibilidades gráficas que nos proporciona esta tipografía modular para crear con ella un bestiario.

Seguro que más de uno bendijo el ordenador por las facilidades que nos da. Pero esa mordida en el papel que deja la tipo en plomo sólo se consigue con la impresión tipográfica.

Pero antes de ponerse hacer el bestia, Andreu les explicó con todo lujo de detalles el proceso de creación de esta tipografía en el que colaboró Alex Trochut y en el que se hizo una revaloración de la figura de Joan Trochut, el creador de la tipografía en plomo. Si queréis ampliar información: www.superveloz.net. No sólo podrás ver parte de su historia, si no también jugar con ella en una aplicación online.

SuperVeloz digital

Contextualizados todos, llegó la hora de ponerse a trabajar en la pantalla gracias a la generosa aportación de TypeRepublic que regaló licencias para todos los que hicieron el taller.

Los módulos de la SuperVeloz empezaron a construir los primeros animalitos en el ordenador y posteriormente se seleccionaron los que mejor se pudieran pasar al plomo.

La cabra superveloz

El proceso de ajuste de la forma tipográfica es siempre el más complicado porque no pueden quedar huecos y las piezas deben quedar muy apretadas para su posterior impresión.

Y llegó el emocionante momento del resultado impreso, el momento mágico de la transferencia al papel. Ver salir del tambor de la Korrex graciosos animalillos tipográficos para crear el Bestiario SuperVeloz.

Lagartija SuperVeloz
El ratón superveloz
El escorpión superveloz