La página del Bunker

Es bien sabido que un Plómez de vacaciones no pierde ocasión de ir a gorronear a la casa del prójimo. Uno de nuestros integrantes más barbados se encontraba en Barcelona y se puso en contacto con Jesús Morentin de Bunkertype, el impresor más clandestino de la Ciudad Condal.

Nos recibió con patatitas, aceitunas y cerveza y pasamos un rato estupendo en su soleado patio compartiendo cotilleos y chismes tipográficos.

Luego nos paseó por el búnker desde el que trama maléficos planes de dominación mundial y nos enseñó carteles, tipos, máquinas y un buen montón de trucos de impresor de los que saben lo que hacen. De los carteles nos llevamos una buena muestra que lucirá muy pronto en las paredes de nuestro taller.

Pudimos ver en directo como avanza su trabajo sobre Hendrik Nicolaas Werkman y podemos decir que lo que Jesús tiene entre manos es realmente interesante. Toda una demostración de pasión de impresor y buen hacer de tipógrafo. Estad atentos a su web porque tal vez sea posible ver los resultados en una exposición en otoño.

Como no podía faltar, al final nos pusimos a trastear con sus fantásticos tipos de madera, salvados años atrás de las llamas, e hicimos unas camisetas que llevaremos por Madrid con el mayor de los orgullos.

Jesús luciendo palmito

Para cerrar la visita Jesús nos obsequió con un par de fotos tomadas con una de sus maravillosas Polaroids, otro de sus vicios secretos.

Esperamos recibir pronto a Jesús en nuestro taller para poderle agasajar como corresponde y poder fardar un poco también nosotros, hombre.