La pequeña gran Laura Meseguer vino a Madrid a hacer como que trabajaba y pasó por casa para trastear con las letras y las tintas. Luego se tomó como tres platos de puré de verduras y se llevó un recuerdo bien majo.

Laura y Juanjo Plómez intentando abrir las malditas latas
Tipo Soufflé!
Estuve en Madrid y todo lo que me llevé fue una chapa oxidada con mi nombre