La semana pasada, de visita por tierras gallegas, nos acercamos a ver a nuestros amigos de Milpedras, un taller de litografía de la Coruña donde se miman la piedra y la tinta para hacer auténticas maravillas.

Si es que lo tienen montado de lujo

En el taller nos recibió Rubén, mandil y rodillo en mano, y nos enseñó los tesoros de su espacio. Prensas litográficas y tórculos, racks llenos de pruebas y armarios rebosantes de libros, catálogos y muestrarios antediluvianos rescatados de los contenedores de las imprentas.

Esta prensa clásica funciona como el primer día
Trabajo fino fino

Allí nos quedamos un rato, viendo trabajar el entintado de uno de los grabados (embobados por el cuidado proceso) y conociendo el oficio. Nos llevamos ideas y consejos para can Plómez y algún que otro souvenir.

Discutiendo cada una de las reproducciones

La web de Milpedras reza:

Tiempo para meditar sosegadamente y sentir el buril tirando líneas, el bruñidor rompiendo negros, el rodillo cubriendo la piedra, la gubia abriendo surcos….

Desde luego es un lugar en el que trabajar la litografía a todos los niveles, aprendiendo desde cero en sus cursos, experimentando e incluso encontrando material o máquinas para ir por tu cuenta. Además la oferta cultural es muy amplia; Encontros, eventos y presentaciones toman lugar en Milpedras.

Ya estáis visitando su página aquí. Y si andáis por La Coruña no hay excusa para hacer una visita. Quizá liemos a Rubén para que venga a nuestra casa a darnos algún taller, así que permaneced atentos.